fbpx
post-title La feria: una celebración con identidad e historia propia

La feria: una celebración con identidad e historia propia

La feria: una celebración con identidad e historia propia

La feria: una celebración con identidad e historia propia

Las ferias son una de las celebraciones más destacadas de los municipios de Caminos de Pasión y estos eventos suponen uno de los principales atractivos por lo que se nos reconoce a toda la comunidad andaluza. Estas celebraciones tan peculiares donde tienen cabida la diversión, la alegría, la música, la artesanía o las tradiciones, son merecedoras de una visita.

Feria Real de San Mateo, Alcalá la Real

El origen de las ferias viene marcado por dos motivos: bien ligado a lo religioso ya que se rinde homenaje al patrón o patrona de la ciudad o a alguna imagen de gran devoción popular o, por otro parte, pueden estar ligadas a lo ganadero. Las ferias se realizaban en torno a esos momentos donde los habitantes de los municipios realizaban sus intercambios, compra y venta o trueques, de los ejemplares con los que contaban. Algunas de ellas, como es el caso de Puente Genil o Carmona, comenzaron a organizarse gracias al visto bueno de personalidades de renombre en la época como era el caso de la reina María Cristina o Enrique IV de Castilla, respectivamente.  La mayoría de ellas se celebran durante la primavera, teniendo el mes de mayo como protagonista o durante el mes de septiembre y con el inicio del otoño, fecha que marcaba de nuevo el comienzo de las labores en el campo.

Actualmente estas celebraciones suponen un atractivo turístico para muchos ya que son días en los que las calles de los municipios se llenan de actividades y vida. El color, la música y la alegría son los protagonistas en los recintos feriales y el ambiente jovial es reflejo del carácter abierto y cálido de sus habitantes. Vinculados a la feria hay un sin fin de peculiaridades y de hitos ligados a la cultura de cada localidad. Así, la moda flamenca juega un papel fundamental en dichos eventos y tras ella, hay toda una industria y un conocimiento profundo de las costumbres y tradiciones de nuestra cultura. También se realizan durante esos días festejos taurinos en algunas localidades y el mundo ecuestre, ya sea a través de jinetes y amazonas o carruajes o coches de caballos también son protagonistas.

La gastronomía se entrelaza en estas fiestas y sirve como marco para degustar algunos productos típicos de la tierra y que cuentan con denominación de origen como es el caso del vino. Las chacinas, quesos, o el jamón son algunos de los acompañantes más típicos en esta celebración. Y, si de complementos imprescindibles se trata, una feria no se entiende sin un hilo musical y en este caso, las sevillanas y el flamenco son característicos.

En este sentido el flamenco es, por antonomasia, la máxima expresión del folclore en los municipios de Caminos de Pasión. Y no sólo durante las ferias o fiestas sino durante todo el año. Especialmente durante el verano, se realizan diferentes festivales de gran reconocimiento a nivel nacional, entre los que se encuentran el Potaje Gitano de Utrera, que es el más antiguo que se celebra en España, el Festival de Cante Flamenco «Fosforito» en Puente Genil, que cuenta con una gran trayectoria en la que han participado las principales figuras del flamenco, pero, en todas las localidades se realizan actividades y festivales en torno a esta disciplina. En Écija y Priego de Córdoba encontrarás diferentes peñas flamencas en las que disfrutar de este palo y, hay variaciones propias como los Fandangos de Lucena.  Sin lugar a dudas, el flamenco es la banda sonora de cualquier evento o celebración en nuestros municipios.

Foto cabecera: Feria de Mayo, Osuna