El Jueves Lardero, inmediato al Miércoles de Ceniza, señala en Puente Genil el comienzo de la Cuaresma con actividades como el certamen de marchas procesionales, o la popular Exaltación de la Saeta Cuartelera. Conocida así por haber nacido dentro de los Cuarteles de las Corporaciones bíblicas, la Saeta Cuartelera es una variante de la Saeta Vieja, cantadas por dos personas y que narran versículos de los Evangelios. Con el tiempo ha ido evolucionando, engrandeciéndose por aportaciones personales, haciéndose más lírica y artística, aún dentro de la estricta pureza. No obstante, dos semanas antes del Jueves Larderos tienen lugar las Jornadas de Puertas Abiertas donde se realizan actos que incluyen las visitas a los cuarteles (museos vivos), Iglesias, Museo de la Semana Santa e incluso degustación de productos de la tierra.

Imprescindible: Sábados de romanos. Así, todos los sábados de Cuaresma a las 22 horas las corporaciones hacen, manteniendo una tradición heredada desde el s. XVIII, la ‘subida’ al Calvario, donde está la imagen de Ntro. Padre Jesús Nazareno ‘El Terrible’, llamado así porque es «el amo de todas las cargas». Allí, entre ‘uvitas’ (vino de la tierra), y cuarteleras (saetas), se entonan los Misereres. A continuación, cada corporación inicia la ‘bajada’ hacia el cuartel para realizar la cena de hermandad, donde posteriormente se le quitará la pata a la ‘Vieja Cuaresmera’ marcando que ha pasado uno de los siete sábados de Cuaresma.